¿En qué medida está su empresa expuesta a los abusos informáticos?

Con los ciberataques en auge, todas las organizaciones están preocupadas por las formas en que un hacker podría hacerse camino hacia la red corporativa. Las amenazas internas, el ransomware, las violaciones de datos… hay infinitas formas de poner en riesgo los datos y el negocio de una empresa.

Sin embargo, al mismo tiempo, las organizaciones se están abriendo a un número cada vez mayor de contratistas externos y están facilitando que toda una plantilla trabaje a distancia, exponiendo la red de TI y los activos críticos a riesgos de ciberseguridad aún mayores.

¿Qué es una superficie de ataque?

En pocas palabras, una “superficie de ataque” es el conjunto de vulnerabilidades, puntos de entrada y sistemas expuestos en una red de TI que podrían ser explotados en un ciberataque.

Lo que significa, en realidad, es que su superficie de ataque corporativa es la suma de sus estaciones de trabajo, servidores de archivos, equipos conectados e infraestructura de TI. Cada máquina que alberga o maneja datos dentro de la red de TI es un vector potencial de ataque, y comprende toda la superficie de ataque del sistema corporativo.

Naturalmente, querrá minimizar el tamaño de esta superficie; cuanto menor sea el alcance, menor será la posibilidad de que un pirata informático o una ciber amenaza encuentre un punto de entrada y vulnere sus datos.

Cómo limitar su superficie de ataque

Con una amplia red de TI que cubre todo, desde los sistemas de pago y los laptops de los empleados hasta la maquinaria de OT y todo lo demás, es una tarea difícil reducir el volumen de su infraestructura corporativa de TI. En cambio, para reducir la superficie de ataque, la respuesta está en bloquear los puntos de entrada y la seguridad del sistema.

Aquí está el top 10 de las tácticas para ayudar a limitar la superficie de ataque y mejorar la seguridad informática:

  1. Satisfacer los requisitos de cumplimiento de la ciberseguridad. Lo primero y más importante en la cabeza de la mayoría de los profesionales de seguridad informática es lograr el cumplimiento normativo. Las regulaciones a nivel estatal, regional o industrial son clave no solo para evitar multas profesionales, sino para lograr un nivel básico y estándar de ciberseguridad.
  2. Supervisar y asegurar el acceso remoto. Con plantillas cada vez más dispersas y el creciente uso de proveedores de servicios de TI externos, la gestión y supervisión del acceso remoto al sistema de TI es fundamental. Implementar una solución para que los usuarios con y sin privilegios elevados puedan acceder a los activos necesarios, de forma segura y con total supervisión permite la productividad, la agilidad y la seguridad.
  3. Guardar y proteger las credenciales. Las contraseñas de los activos informáticos sensibles suponen un grave riesgo si se pierden, se exponen, se comparten o se roban. Conserve las credenciales en una caja fuerte controlada y proteja las contraseñas contra el robo y la divulgación gracias al cifrado de alta gama y la rotación automática. Incluso una contraseña expuesta queda inutilizada, protegiendo su sistema de intentos de ataque.
  4. Simplificar el acceso con Single-Sign-On. Elimine la carga de gestionar una contraseña diferente para cada aplicación de destino implementando una plataforma de Single-Sign-On para simplificar el acceso de los usuarios a todas las aplicaciones empresariales.
  5. Verificar las identidades con la autenticación multifactor (MFA). Asegure aún más su infraestructura de TI con la verificación adicional de que un usuario es quien dice ser. La MFA refuerza el proceso de autorización con una gestión de acceso a la identidad segura.
  6. Eliminar las cuentas privilegiadas y los derechos de administrador local de los endpoints. Con ransomware y malware como amenazas constantes, los usuarios con privilegios elevados o cuentas de administrador en sus endpoints exponen su red a graves riesgos. Reduzca drásticamente la superficie de ataque en un solo paso eliminando la elevación de privilegios en las estaciones de trabajo y otros endpoints esenciales.
  7. Conceder independencia a los empleados sin privilegios de administrador. Permita a los usuarios realizar instalaciones de software, actualizar aplicaciones e incluso restablecer su contraseña de Active Directory de forma autónoma sin poner en riesgo la seguridad.
  8. Eliminar la necesidad de plugins o grandes clientes. Permita el acceso a los sistemas de TI a través de un portal seguro HTTPS, y evite abrir una conexión RDP, SSH o Telnet. No se necesitan plugins adicionales ni clientes pesados en los endpoints.
  9. Detectar y bloquear el cifrado no deseado. Detecta automáticamente cuando un proceso pretende realizar una operación de cifrado, antes de que se realice. Bloquea los intentos de ransomware y otros actores maliciosos de secuestrar sus sistemas y datos.
  10. Agilizar y proteger las actividades de DevOps. Optimice los procesos de DevOps; permita el acceso automático seguro a los recursos de TI críticos en tiempo real sin credenciales vulnerables y codificadas que queden en los scripts.

Con la transformación digital en pleno apogeo para las empresas de todo el mundo, el reto de ampliar el acceso a los recursos de TI está en conflicto directo con la necesidad de bloquear y proteger las infraestructuras de las amenazas cibernéticas. Reducir la superficie de ataque es fundamental para el éxito de la ciberseguridad, mientras que facilitar el acceso es clave para el éxito empresarial con trabajadores remotos, contratistas externos y una plantilla dispersa.

Limite la superficie de ataque a la vez que permite la agilidad y la productividad con soluciones de seguridad de acceso modernas e innovadoras.

 

Descubra WALLIX Bastion Privileged Access Management, WALLIX BestSafe Endpoint Privilege Management y WALLIX Trustelem Identity Management – solicite su prueba gratuita hoy.

Free Trial of WALLIX Access Management solutions