IDaaS y el acceso: que el portero de la sala VIP no te eche a patadas

« Si no estás en la lista, no puedes entrar. »

Esto es una realidad tanto en la vida real como en el mundo digital: no todo el mundo puede acceder a todos lados.

Si el portero de la sala VIP no sabe quién es, simplemente no le dejará entrar. En caso de que su nombre no aparezca en la lista autorizada, es decir, no tenga la autorización adecuada, no podrá acceder por más que usted asegure que tiene derecho a entrar. Lo mismo se aplica para el acceso a la infraestructura de TI, desde las bases de datos y servidores a los equipos críticos y otros recursos sensibles.

Para aquellas organizaciones que buscan continuar con su actividad, es absolutamente esencial disponer de un control de acceso adecuado a sus numerosas aplicaciones críticas, dispositivos de redes y centros de almacenamiento de datos. Este control debería ser granular y estar adaptado tanto a sus usuarios como a los numerosos servicios a los que estos necesitan acceder.

El acceso remoto presenta un desafío adicional: ¿cómo puede asegurar que los usuarios que acceden a sus recursos de forma remota son quienes dicen ser?

La gestión de la identidad es crítica para las operaciones

Para hacer frente a los riesgos y desafíos que plantean los empleados y contratistas que se conectan a recursos corporativos de forma externa, las empresas acuden a soluciones de gestión de identidades. Las soluciones IDaaS, o Identity-as-a-Service, abordan algunos problemas clave mediante:

  • El apoyo a su equipo de TI al simplificar el ciclo de vida del usuario

La gestión de los usuarios es una actividad que consume una gran cantidad de tiempo a los equipos de TI. Los usuarios deben ser incorporados, se les tiene que conceder privilegios personalizados para acceder a los sistemas pertinentes y, con el tiempo, también hay que desactivarlos. Una solución de identidad centralizada ofrece flujos de trabajo y API para automatizar y simplificar el ciclo de vida del usuario.

  • La lucha contra el agotamiento de las contraseñas de los usuarios

Muchos sistemas se traducen en muchas contraseñas que controlar: una contraseña para el escritorio, otra para el CRM externo, etc.

Las probabilidades de que los usuarios utilicen una misma contraseña no muy segura para muchos sistemas con el fin de ser eficientes son altas: simplemente no es viable recordar miles de contraseñas muy complicadas. Las soluciones de identidad incluyen capacidades de inicio de sesión único (SSO), de modo que la autenticación del usuario tan solo se solicita una vez por jornada digital. De manera adicional, estas soluciones pueden reforzar las contraseñas para así limitar la vulnerabilidad de aquellas utilizadas de forma externa.

  • La autenticación contextual para asegurar una identidad

Pese a que no sea necesaria llevar a cabo una autenticación varias veces al día, todavía sigue siendo muy importante que el proceso de autenticación se adapte al contexto de sus usuarios. En la coyuntura de trabajo actual, los usuarios no tienen por qué operar necesariamente desde sus instalaciones, es decir, no existe una verificación física de la identidad de estos, como una dirección de IP, que pruebe que tienen derecho a acceder determinados recursos.

Las soluciones de identidad proporcionan una Autenticación Multifactor (MFA) que combina múltiples credenciales, como contraseñas, mandos a distancia, SMS y datos biométricos, para garantizar que el usuario que se conecte a su sistema es, de hecho, quien dice ser.

La autenticación contextual es la guinda de la gestión de identidades seguras: el número y el nivel de autenticación requeridos puede adaptarse a la situación (p. ej., si un usuario se ubica dentro del perímetro de la empresa o fuera de él, en un país extranjero…).

La gestión de las identidades no tiene por qué ser compleja

Con frecuencia, la gestión de las identidades es sinónimo de soluciones de Gestión de Accesos e Identidades (IAM), que normalmente cobran la forma de flujos de trabajo avanzados, gestión del ciclo de vida de los usuarios y gobierno del acceso. Gracias a la aparición de las tecnologías de la nube, las nuevas soluciones IDaaS proporcionan capacidades de gestión de identidades críticas con la flexibilidad de la nube:

  • Colabore de forma segura con contratistas externos gracias a las capacidades de integración de directorios: intégrelos de forma sencilla con sus normas predefinidas de accesos securizados.
  • Reduzca el agotamiento asociado a la gestión de contraseñas de usuarios gracias al SSO, la autogestión de contraseñas y la autenticación silenciosa.
  • Habilite la experiencia de usuario adaptada gracias a la autenticación contextual: defina el nivel correcto de autenticación requerido basado en el contexto y utilice la tecnología MFA para garantizar la identidad del usuario.
  • Integre la solución de forma sencilla dentro de su infraestructura y flujos de trabajo existentes gracias a un grupo dedicado de API.
  • Reduzca los costes relacionados con el CTP al delegar la gestión de la infraestructura y la escalabilidad.

Aunque al principio el portero de la sala VIP pueda intimidar un poco, con el tiempo verá que su papel de verificar quién puede entrar y quién no es crítico para la seguridad. Al final, él es quien garantiza una experiencia segura y bien gestionada al proteger la infraestructura crítica y proporcionar un acceso sin interrupciones a aquellos que tienen el derecho de estar ahí.